I Jornada de Empresas Socialmente Responsables

22 09 2008

Hemos tenido la suerte de poder participar con nuestra asistencia en la I Jornada de Empresas Socialmente Responsables, que ha organizado Shalom Taller en el Centre Cultural de Ibercaja en Lleida.

Una iniciativa de este tipo siempre es bien acogida entre el tejido empresarial y social de una ciudad. De alguna forma u otra, gran parte de las empresas llevan a cabo alguna tarea relacionada con su responsabilidad social. Desde proyectos de mejora de las condiciones laborales de los trabajadores hasta la colaboración estable con organizaciones que prestan servicios sociales o de ayuda a colectivos con dificultades.

Hubo muchas intervenciones, desde distintos puntos de vista: la administración pública, local y autonómica, la empresa privada, asociaciones y organismos independientes, sindicatos, consultores… Todos ellos destacaron el papel que tiene en nuestra sociedad el compromiso y la implicación de todos en proyectos de promoción social de aquellas personas que encuentran más dificultades para desarrollar una actividad profesional, en ofrecer sus propios servicios de forma desinteresada a colectivos especiales…

Nos gustaron especialemente algunas intervenciones, por la amplitud de perspectiva y por haber apostado tanto personalmente como desde sus organizaciones por una mayor concienciación. Josep Maria Solans, President de Shalom Taller, señaló que la Responsabilidad Social Corporativa es algo “que nos tenemos que creer”, y destacó tres ámbitos de actuación: la persona, la sostenibilidad y las relaciones interpersonales. Desde Shalom Taller han desarrollado proyectos y actividades en estas tres líneas, además de llevar a cabo de forma real la tan actual conciliación entre vida profesional y familiar.

Ángel Ros, alcalde de Lleida, habló sobre cuáles han de ser los fines de una empresa. La concepción tradicional señalaba que el fin de una empresa es proporcionar un beneficio económico a las accionistas (shareholders). Pero esta visión de lo que es una empresa ha quedado muy superada por la realidad. Actualmente, muchas personas han de obtener un beneficio de la actividad propia de una organización, ya sea una empresa privada, un organismo público o una asociación u ONG. Éstos son los denominados stakeholders: clientes, proveedores, trabajadores y comunidad social donde desarrolla su actividad, además de los accionistas. Y es que la visión de que un trabajador aporta su esfuerzo a cambio de un sueldo ha sido ampliamente superada. Las organizaciones del S. XXI han de aportar a cada persona una posibilidad de desarrollo profesional y personal.

Silvia Vilchez, Directora de Relaciones Corporativas de MRW, nos habló sobre cómo su empresa ha realizado una apuesta clara por los compromisos sociales hacia sus trabajadores y hacia el mercado con el que trabaja.

Fue todo un ejemplo de cómo llevar a cabo un proyecto de RSC en los diversos aspectos en que se desarrolla.

Anuncios